Estilo Contemporaneo

CLAVES: Espacios muy funcionales.

El estilo contemporáneo se utiliza en espacios de grandes dimensiones puesto que la amplitud y funcionalidad son prioritarias en sus objetivos.

A grandes rasgos se busca conseguir espacios poco sobrecargados pero sin llegar al minimalismo.  Cuentan con pocos complementos pero los elegidos poseen gran peso dentro del conjunto de la decoración.

COLORES BASE: Los colores base más utilizados son generalmente claros. Si bien, se suelen mezclar con negros u oscuros, junto con toda la gama de marrones y grises. Siempre utilizando una sola gama que proporcione un aspecto elegante.

COLORES SECUNDARIOS: Los escasos complementos utilizados podrán ser de cualquier color, siempre que no sean vivos o atrevidos.

ELEMENTOS PRINCIPALES: Los elementos o muebles principales del estilo contemporáneo suelen ser de líneas simples pero a su vez, toscos y robustos. Siempre sin sobrecargar.

ELEMENTOS AUXILIARES: Los accesorios o complementos deben ser simples; cuadros, láminas, pequeños detalles funcionales… Los espejos son muy utilizados en estos espacios ya que multiplican la luz y la sensación de amplitud.

Los complementos textiles que se utilicen deberán ser simples y sobrios, evitando estampados sobre todo florales.

ILUMINACIÓN: En cuanto a la iluminación se busca potenciar al máximo la luz natural. Si no es posible, se utiliza luz artificial en tonalidad blanca.