Estilo Feng Shui

CLAVES: Se trata de un arte chino que busca la mejora de las condiciones ambientales. Fomenta el bienestar y la armonía general del individuo en el entorno en que se desarrolla.

En palabras de Stefanía Sagnotti “según este arte chino todo lo que nos rodea es energía, y con su aplicación conseguimos que ésta fluya correctamente”.

Comprobamos que estamos ante un estilo decorativo orientado a dar prioridad a la sensación personal de bienestar por encima de cualquier gusto estético.

A grandes rasgos podemos enumerar ciertas pautas con las que conseguir ese objetivo:

  • Limpiar el ambiente de todo aquello que no utilicemos, la acumulación de objetos y enseres innecesarios supone obstáculos para la circulación de energía.
  • Los espacios rectos y tortuosos hacen que la energía se acelere transformándose en energía desfavorable. Por ello, se deberá facilitar el tránsito de la misma entre distintas estancias, mediante comunicación fluidas y sin cambios bruscos de trayectoria. La energía debe circular en forma de onda poco pronunciada. Los cambios de dirección se deberán realizar, en la medida de lo posible de forma suave.
  • Las estancias destinadas a vida social, como el salón, debe tener colores intensos como rojos o naranjas. Sin embargo, las estancias destinadas al descanso deben terminarse en colores suaves como el verde claro o azul pálido que inviten a la relajación y la tranquilidad.
  • En cuanto a los elementos o muebles principales, deben permitir que la energía fluya de manera ondulante. Para ello es necesario evitar las aristas pronunciadas y las formas angulosas. Éstas, transmiten energía cortante, brusca y negativa; si no es posible evitarlas, será necesario disimularlas o suavizarlas.
  • Para completar un espacio armonioso y relajado se suele concluir con aromaterapia. El limón o incienso es importante para adaptar la vibración de la energía y equilibrar la estancia en su conjunto.