Estilo Maximalista

CLAVES: En las estancias maximalistas, nunca es suficiente”. Tienen clara inspiración barroca y por tanto, gran cantidad de elementos suntuosos y ricos estampados.

COLORES BASE: Los colores base de estos ambientes son composiciones de color, especialmente en tonos intensos y llamativos en cualquiera de las tonalidades elegidas.

COLORES SECUNDARIOS: No existe diferencia entre colores principales y secundarios, todos cuentan con el mismo protagonismo.

ELEMENTOS PRINCIPALES: Muebles y elementos de grandes dimensiones. Suelen ser habituales las chimeneas de mármol a las que se les suele ofrecer el mayor protagonismo. Además, las paredes juegan un papel importante, se llenan de molduras, cuadros, pinturas de arte, tapices; grandes colecciones de libros en enormes librerías…Por tanto, en este estilo el protagonismo está muy repartido debido a la gran cantidad de objetos principales que se pueden utilizar.

ELEMENTOS AUXILIARES: Los detalles y complementos también tienen gran importancia en las estancias maximalistas. Serán en su mayoría metálicos, predominando los dorados. Tendrán la intención de añadir más fuerza al conjunto.

Como accesorios se utilizan, rosetones de escayola, espejos XL enmarcados, cuadros con importantes marcos, esculturas. Las terminaciones deben ser de texturas elegantes, sedas, satén, terciopelo de colores llamativos y mezclados. El cuero y el algodón satinado también se utilizan.

ILUMINACIÓN: La iluminación en una estancia maximalista tiene gran importancia. Se utilizan grandes lámparas de techo realizadas de cristal sobre bases generalmente doradas. Una práctica empleada es duplicar las fuentes de luz para acentuar más aún la gran cantidad de complementos.