Claves estilo minimalista

Estilo Minimalista

CLAVES: Las principales características del estilo minimalista, siendo fiel a su nombre, es la utilización del mínimo e imprescindible número de elementos.

Su máxima es la simpleza de elementos y formas. La sensación de amplitud es la característica fundamental. Los objetos utilizados en estos espacios están diseñados según líneas muy estilizadas.

COLORES BASE: Los colores principales son claros y sólidos. Los contrastes, para huir de la frialdad, se encuentran en pequeñas pinceladas de colores vivos aplicados a los escasos accesorios que deben utilizarse.

COLORES SECUNDARIOS: Por tanto, los colores secundarios serán vivos. Estarán muy presentes el negro y el plata. Nunca se utilizarán más de dos colores vivos y siempre pertenecerán a los pequeños detalles.

Las paredes en su mayor medida deberán estar “desnudas”. Para romper se podrá colora algún cuadro aislado pero sin marco y con un motivo simple y poco colorido.

ELEMENTOS PRINCIPALES: Los elementos o muebles principales deben ser de líneas rectas y simples, huyendo de las curvas y de todo tipo de adornos decorativos.

Solo se utilizan muebles y elementos funcionales; y como característica común, tendrán terminaciones de texturas brillantes y con opción de algún toque metálico.

Los materiales utilizados para los elementos principales serán de madera lacada, piel sintética, cristal y aluminio, en su mayor parte.

ELEMENTOS AUXILIARES: Como hemos mencionado, solo existirán accesorios clave. La terminación podrá ser textil; y en ese caso, únicamente mediante telas frescas y suaves. También, accesorios de lino, seda o algodón.

ILUMINACIÓN: La iluminación artificial se realizará mediante luz artificial potente y blanca.