Estilo Retro

CLAVES: El estilo “Retro” podemos resumirlo en una mezcla y fusión de objetos decorativos procedentes de décadas pasadas, 50, 60 y 70 con objetos de la década actual, así como elementos modernos y vanguardistas.

COLORES BASE: En cuanto a colores base o principales, no existe una paleta de colores definida, si bien hay que hacer mención a la combinación de verdes, amarillos y azules, con ligeros toque de negro, rojo o naranja. Todos brillantes.

Es necesario destacar la ausencia de tonos pastel en este estilo decorativo.

COLORES SECUNDARIOS: Es difícil diferenciar entre colores principales y secundarios. Se considera que todos los colores son base en este estilo decorativo.

ELEMENTOS PRINCIPALES: Como elementos principales de decoración tiene cabida cualquier mueble de las décadas mencionadas.

La fabricación de estos elementos es actual, si bien, se diseñan con una terminación estética propia de cada década en cuestión.

Las paredes se suelen vestir de cuadros, aunque sin marco. Los motivos están dedicados a ciertas marcas referentes de cada década. Se puede afirmar que tienen un protagonismo destacado en estos espacios.

En caso de utilizar papel pintado, suelen tener motivos geométricos y colores vivos que completan el ambiente.

En los suelo también pueden existir motivos geométricos, en la propia solería o bien en la elección de alfombras.

ELEMENTOS AUXILIARES: Son muy importantes en este estilo de decoración. Se utilizan metales como el latón, el hierro, el aluminio o el acero. También plásticos, cristal, vidrios y telas.

También la madera tiene cabida es este ambiente, aunque de naturaleza exótica.

Existen multitud de objetos decorativos con estilo Retro, que se fabrican actualmente, basados en las décadas 50, 60 y 70 y que tienen un tamaño y colores que no pasan desapercibidos. Complementan a la perfección cualquier estancia, aunque no sea de este mismo estilo.

ILUMINACION: Se intentará en la medida de lo posible potenciar la luz natural y en su defecto se utiliza luz blanca y potente.